Transirak, de Mr. Perfumme

Sinopsis: A Sadam Huseín le diagnosticaron el sida entre 1995 y 1997. Desde el año 93, cuando puso en marcha La Campaña de la Fe, con la que instrumentalizó el Islam para sus propios intereses, en Irak hubo una época de relativa calma. Hasta el 96 no se crearon los primeros fármacos antirretrovirales que lograron convertir el virus en una enfermedad con la que se podía convivir de una manera mínimamente digna. Para cuando Sadam pudo tener acceso a estos tratamientos, su salud ya estaba muy deteriorada, aunque solo unos pocos hombres de su círculo más íntimo lo sabían.


unnamed


El título de esta pequeña novela (pequeña solo en tamaño, que conste) es una palabra compuesta. De ‘Trans’ e ‘Irak’. Consciente de lo difícil que era elegir una manera de nombrar esta historia, creo que ambas palabras, en un juego delicado y experimental, son más que adecuadas. ¿Que qué es Transirak? Una locura.

No sé quién es Mr. Perfumme. Buceando un poco por internet me he topado con que ya había publicado algún título anteriormente, como Saber Matar (Che Books). Aunque desconocido para mí, cualquier novela por la que apuesten las muchachas de niños gratis* ya es un acierto. Nos encontramos ante el cuarto asterisco, con el que cerraban el año 2019, después de las lesbianas de la Jarapa, los hombres cabales que cuidan a las señoras mayores o la locura del artista en Calypso, llega otro de estos cuentos que, creo, no habríamos leído en ninguna otra parte.


Algunas veces nos metíamos en peleas, en la época del instituto, digo. Qué dice y qué le pasa a la mujer del pecho lleno de insectos lo sé porque mi hermana y ella están en la misma habitación ingresadas. Así que la veo y la oigo mientras estoy aquí con ella. Mi hermano también se muere de cáncer, como todo el mundo.


Me quedo con la parte intimista, la de las hermanas Paula y Candela. Pero es mucho más, porque nos encontramos con una novela de ciencia ficción, con cyberpunk, con una ambientación distópica, con crítica social y con un poco de humor y fantasía. Quizás se trata de un libro roto en mil pedazos que Mr. Perfumme ha intentado unir, formar el puzle, para que pudiéramos leerlo. No sé decir si lo ha conseguido. Lo único que sé es que a medida que avanzaba las páginas, me enamoraba y me destrozaba por partes iguales. 

Es curioso como, muchas veces, en estas novelas que pretenden alejarse del realismo, encontramos lo más real y visceral de la humanidad. La cruda y hermosa ironía del dolor, de la propia traición, de enfermar y decir adiós. El terror que nos convierte en niñas. La contraposición de los problemas ínfimos y familiares frente a las grandes crisis de la humanidad.

Y la religión, casi irónica, casi. Casi.


Alabada sea la Virgen del Casquete
Porque de ella irradia la luz.
Hagamos un poco de historia: a la Virgen del Casquete, patrona de los enfermos de cáncer, la encontraron unas niñas pastores en la Cova de Montgó, junto al pueblo marinero de Jávea.

Lo cierto es que Transirak también tiene cierto componente de novela histórica y periodística. Los capítulos se van salteando de un estilo al otro, en un trepidante desafío de narrativa puramente experimental. “¿Cuántas narradoras hay?”, me preguntaba. “¿Cuántas escritoras son Mr. Perfumme y por qué me está engañando así?”. Luego apretaba la mandíbula y se me encogía el corazón. No me gusta encontrarme entre las líneas que causan dolor pero, con tristeza, me encuentro, me tropiezo y me caigo de bruces.


Mi hermana se llamaba Paula. Y yo me llamo Candela.
Quiero decir que se llama, no que se llamaba.

A mí, con la distancia y el estilo, me ha recordado a Carrusel. Son estos libros aparentemente breves, casi sencillos, que cuentan demasiadas cosas importantes y trascendentales. Creo que de elegir un solo libro de esta editorial deberíais elegir este. Pero también creo que no es una novela para todas las lectoras, solo para algunas, las más inquietas, las más inteligentes, las que han experimentado cierto dolor, cierto rechazo y soledad.

Las que han llegado a las entrañas de la enfermedad y se han perdido tanto, tanto que no han sabido encontrarse.


Teníamos nuestras heridas, claro, algunas profundas, pero no dejamos que se interpusieran en nuestras vidas. Nuestra ideología era no dejarlos golpear sin devolver el golpe.

Lanzamiento: diciembre de 2019
Editorial: niños gratis*
Autor: Mr. Perfumme
Valoración: Moka y chocolate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: