Café Librería

El día que el cielo se caiga, de Megan Maxwell

Sinopsis: Alba y Nacho son dos vecinos que, debido a las circunstancias, acaban convertidos más en hermanos que en otra cosa. Tras el matrimonio de Alba, los dos se distancias; sin embargo, sus destinos vuelven a unirse. Así, Nacho le confiesa a Alba que durante el tiempo que estuvieron separados él conoció a quien fue el amor de su vida, pero que a causa de una dura enfermedad como es el SIDA murió. Tras esto, comienza una lucha contrarreloj por superar la enfermedad.



Es raro que yo lea novela romántica. No es mi género predilecto, pero a veces necesito salirme de mi zona de confort para poder ampliar mis horizontes literarios. La verdad es que en mi estantería hay algunas novelas románticas esperando a caer en mis manos, pero desde hace tiempo quería leer a Megan Maxwell y al ver que estaba en Storytell, la app de audiolibros que utilizo, decidí darle una oportunidad. Sabía que esta autora suele escribir novelas que tienen como característica el humor, pero yo, a lo loco, no pregunté a nadie y me lancé a por esta novela que, resulta, es un dramón alucinante.

Sí, esta novela que yo esperaba que fuera ligera y que me entretuviese en estos días de pandemia en los que siento que el cielo se me cae encima, me encontré llorando como una tonta. Porque sí, porque los lectores de terror también lloramos.

La verdad es que ha sido una novela larga, cerca de 11 horas de escucha, que he ido oyendo poco a poco. Reconozco que la primera parte de la novela me pareció bastante aburrida, ya que básicamente son los escarceos amorosos de Alba y Nacho. También vemos las relaciones familiares, como Lena, la hermana pequeña de Nacho cae en el mundo de la droga y como Luis, el hermano mayor, que se separa de la familia por culpa de su esposa.

La historia empieza a ponerse interesante cuando Alba se casa, ya que su matrimonio no la hace feliz, entonces, tras descubrir que su marido le es infiel, decide irse a Londres, donde está Nacho viviendo, y retomar la relación que había abandonado.

A partir de aquí la historia da un giro inesperado, ya que se descubren muchos hechos que hacen que uno se quede boquiabierto. La verdad es que trata un tema muy triste, como es el SIDA y la visión que se tenía de esta enfermedad hace apenas unos años. A pesar de que es una historia dura, creo que algunos hechos sí que están un poco edulcorados. Me resulta extraño que en una familia tan grande como la que tienen Nacho y Alba, y en aquella época, se tomen tan bien las noticias que Nacho les va dando. Supongo que esto lo que hace es rebajar un poco la tensión y centrar el drama en lo que está pasando Nacho.

Mientras Nacho está tratando de sobrevivir a la enfermedad, Alba conoce a Víctor, con quien entablará una relación. La verdad, y para ser sinceros, esta historia me sobraba mucho. A ver, es una novela romántica y tiene que haber una relación amorosa, pero mira, hubiera preferido el drama sin más.

Puede ser que esto me haya pasado porque no soporto a Alba. Me parece una mujer bastante absurda. Entiendo que al principio de la historia, cuando está enamorada por primera vez, pierda un poco la cabeza, pero después se va alejando de Nacho porque su marido así lo quiere. También se aleja de sus amigos, de su trabajo y de su familia aunque, por suerte, consigue salir de esa relación tan tóxica.

Poco a poco Alba va curando sus heridas y es fuerte por su hermano, a quien quiere más que a nadie, pero cuando aparece Víctor, que es verdad que no tiene nada que ver con su ex marido, vuelve a ser una niña tonta.

Puede ser que, en parte, el rechazo que me ha provocado el personaje de Alba haya tenido que ver con la narradora de la historia que cuando interpretaba el papel de la joven era bastante insoportable.

En cuanto a Nacho, el otro gran protagonista, es todo lo contrario a Alba, un chico mucho más racional y calmado; un poco cabezota y testarudo que, sin embargo, tampoco ha terminado de caerme bien.

Creo que esto ha sido porque los dos son totalmente distintos y no parece que haya nada que los una. No son personas que en la vida real te puedas encontrar, o esa sensación me ha dado a mí.

Por lo demás, encontramos una gran cantidad de personajes secundarios, como son las abuelas Blanca y Remedios, mujeres chapadas a la antigua que hacen lo que sea por sacar adelante a sus familias; Teresa y José, los padres de Alba y que no dudaron ni un momento en acoger a Nacho y a sus hermanos y hacer por ellos lo mismo que harían por su propia hija; Lena, mi personaje favorito, una oveja descarriada que sin embargo logra encontrar su rumbo; Víctor…

No sé si le daré una nueva oportunidad a la autora, más que nada porque este dramón, a pesar de que parezca lo contrario, terminó por atraparme y si las demás novelas que tiene son más humorísticas no sé si me convencerán. Sin embargo, me quedó con la grata sensación que me ha provocado leer algo distinto y haberlo disfrutado.


Lanzamiento: 2016 (en papel), 2019 (audiolibro)
Editorial: Planeta
Tiempo de escucha: 11 h 32 min
Narradora: Mamen Serrano
Valoración: Café con leche

Un Comentario

  1. Elisa

    Megan Maxwell es la última autora que me podía imaginar en una reseña de Cafe librería,sobre todo porque en lo que tardas en publicar esta reseña la señora ha sacado 10 libros más 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: