Café Librería

La vida en violeta, de Betz Burton

Sinopsis: En un momento en que la historia parece contarse en blanco y negro, un amor prohibido entre dos mujeres pondrá color a sus vidas.

Julia Medina debería tener su vida resuelta. A sus 26 años, tendría que casarse con un buen hombre y formar su propia familia. Pero ella tiene otros planes: quiere ser cocinera y vivir sin necesidad de un hombre. Una tarea nada fácil para una mujer de los años cincuenta que depende directamente de las ganancias de su madre y de su hermano.

Entonces conoce a Ernesto, un antiguo vecino del pueblo que regresa para abrir un restaurante y revolucionarlo todo.


vida violeta


—El hogar lo forman las personas que residen en él.


Me leí este libro en una tarde, poco después de que llegase a Café Librería como reseñadora. Parecía una historia interesante y me decidí por ella a pesar de no conocer a la autora ni ser yo demasiado aficionada a la literatura romántica. Como podéis deducir, la leí tan rápido porque la historia engancha mucho y es entretenida.

La mayor parte de la acción acontece en la España de posguerra, en un pueblo de Castilla en los años cincuenta. No creo que esté mal documentada, pero hubo un par de detalles que me sacaron un poco de la historia. Uno fue que utilicen servilletas de papel en 1953, sobre todo tratándose de una familia con pocos recursos. El otro, que hubiese un centro de salud en un pueblo de esa época cuando la sanidad aún no era pública. Tengo entendido que los pacientes aún pagaban a los médicos y sus servicios eran mucho más rudimentarios de lo que se muestra en la novela, en parte por la pobreza de esos años de posguerra. Tal vez esté equivocada, pero fue algo que me chocó bastante. En otros aspectos, como la vestimenta o los festejos populares, sí me parece más adecuado lo que se describe.

He de destacar que las ilustraciones del libro son muy hermosas, sobre todo las interiores. Aunque en el Kindle no se aprecien del todo bien al ser en color, os recomiendo abrir el archivo en la app porque se ven bastante bien.

La protagonista, Julia, es un personaje fuerte, con una personalidad marcada aunque un tanto alocada e infantil para la edad que tiene. No se le puede negar que tiene agallas por cómo habla y se dirige a los hombres en una sociedad tan machista, empezando por el párroco del pueblo, Don Felipe. Felipe tiene una edad similar a Julia, unos treinta años, y es hermano de Ernesto, quien regresa al pueblo procedente de Francia junto a su mujer, Nicole, con la idea de montar un restaurante. Y ahí precisamente arranca la historia.


 —Tal vez se la corte yo a él —susurró en tono de sorna.


Otros personajes importantes son la madre de Julia y su hermano Manuel, un chico trabajador que sueña con casarse con Sara, la camarera del bar a donde van a menudo. Miguel, el dueño, quiere casarse con Julia y no se atreve a dar ningún paso para acercarse a ella aunque ya ronda los cuarenta años. El personaje que se me hizo más entrañable fue Félix, el anciano que quiere pasar sus últimos años con Águeda, la madre viuda de Julia y Manuel. Águeda trabaja incansable como costurera, a pesar de tener varios achaques, para mantener a su familia. Su hija le ayuda y Manuel es jornalero en las tierras de los terratenientes del pueblo. Hay bastante presión sobre Julia por parte de su familia para que se case, pues es la única manera en la sociedad patriarcal, cerrada y machista de la época en que puede vivir una mujer de forma honrada.


 Ya tienes veintiséis años y tu madre no podrá ocuparse de ti siempre.


Aunque hay personajes masculinos importantes y bien trazados, las mujeres tienen mucho peso en esta historia, como no podía ser de otra manera. Nicole es una joven francesa cuyas costumbres más modernas y abiertas crean escándalo en el pueblo. La juzgan, por ejemplo, por llevar los hombros al aire. Su relación con Julia arranca poco a poco, como una amistad, y pronto se vuelve vertiginosa. La historia de amor entre las protagonistas va bastante rápido y se desarrolla en unos cuantos encuentros, aunque es más pausada que otras que he visto. No se lo puede definir como amor a primera vista ni parece forzada. En general, el relato fluye muy bien.

En conclusión, tenemos una novela bastante hermosa con muchos hilos y enredos, con unas subtramas que enriquecen la narración. No se describe en exceso, pero tampoco se hecha en falta desarrollo. Se construye apenas con unos trazos y nos ofrece esbozos de cómo era la vida del pueblo. Los capítulos son cortos, el narrador en tercera persona sigue siempre a la protagonista y la historia no resulta complicada de leer. De hecho, yo la leí en una sentada. Tiene su parte dramática y un poco de humor en ocasiones. Os puede hacer pasar un buen rato si os gustan el romance y la historia.


 ¿Como se prepara uno para la muerte?


·Lanzamiento: 2019
·Ilustradora: Alba Prieto
·Editorial: Nou Editorial
·Valoración: Café con leche
·Páginas: 234
·Enlace de compra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: