Café Librería

Canción de sal, de Marina Tena Tena: la depresión a través de los ojos de un niño

¡Hola a todas!

¡Cristin al habla! No sé si conocéis mi Diván Literario, pero aviso de que mis reseñas son un tanto diferentes (son análisis psicológicos más que literarios). Espero que os gusten.

Antes de empezar, eso sí, debo deciros que me hace mucha ilusión que podáis leerme por aquí. Conocí Café Librería por su podcast hace poco más de un año y me parece que cuentan con un equipo genial. Gracias a ellas he descubierto la literatura de género (sobre todo el terror psicológico) y no me arrepiento. Aún me cuesta creer que esté colaborando con ellas ¡Gracias por la confianza, chicas! Me estreno precisamente con un libro (y una autora) que descubrí gracias a ellas.

Vengo a hablaros de Canción de sal, de Marina Tena, y concretamente de la depresión desde el punto de vista de un niño pequeño. La autora tiene un estilo lleno de tensión y misterio que recrea muy bien la confusión que puede suponer el hecho de entender la depresión desde fuera. Sobre todo cuando la persona que lo sufre es alguien a quien quieres. Tiene mucho valor además que la autora se atreva a mostrar el problema desde fuera; creo que es algo muy complicado.

cancion-de-sal-marina-tena


¿Por qué la madre de Hugo tiene depresión?

La historia de Hugo comienza cuando él y su madre llegan a la casa de la playa en la que van a pasar el fin de semana. Hugo está muy contento de pasar tanto tiempo con su madre, después de una temporada en la que parece que la mujer ha estado muy triste.

Hasta ahí, todo parece normal. Sin embargo, a lo largo de la novela, Hugo se va dando cuenta de que su madre está un poco rara: duerme poco, casi no come y a veces “se apaga” y deja de escuchar a su hijo. En psicología sería lo que llamamos “enlentecimiento motor” y nunca lo había visto reflejado de esa forma, pero creo que lo representa a la perfección. Se aprecian muy claramente los momentos en los que la mente de la madre desconecta y se olvida de cosas tan importantes como hacerle el desayuno a su hijo. Sumando todos estos síntomas, me atrevería a decir que la tristeza de la madre de Hugo da lugar a un episodio de depresión mayor.

Lo único que no se aprecia en la historia es el criterio temporal, ya que en la trama solo vemos un espacio de cuatro días y estos episodios duran un mínimo de dos semanas, pero se sobreentiende que han estado extendidos a lo largo del tiempo.

Por otra parte, parece que además tiene cierto componente hereditario ya que la abuela de Hugo también se comportaba de forma extraña e incluso termina con su vida de forma trágica. Pero esto no quiere decir que Hugo también vaya a sufrir depresión o cualquier otro problema de salud mental a lo largo de su vida. Su comportamiento a lo largo de la historia es completamente normal.


¿Cómo se comporta Hugo?

Hugo tiene cinco años, tiene mucha imaginación y parece que pasa mucho tiempo solo. Esos tres aspectos son la clave para que los niños tengan amigos imaginarios. Y eso es algo muy normal; no significa nada más allá de que es un niño muy sano con mucha imaginación. La amiga imaginaria de Hugo es Sam. Esa amiga perfecta en la que Hugo proyecta su valentía, su miedo y todos los temores acerca de su madre.

Además, por las noches tiene pesadillas y despierta aterrado después de tener sueños que no recuerdo. Esto solo se considera un problema si afecta de forma significativa a su sueño (si por ejemplo se repite varias noches a la semana y empeora su descanso, y además le hace sentirse asustado durante el día ). No es ningún antecedente de futuros problemas de salud mental. Además, si Hugo sufriera depresión, no lo mostraría de la misma forma que de su madre. En niños menores de seis años el malestar emocional se expresa sobre todo a través de la irritabilidad más que mostrando tristeza o apatía, ya que aún no entienden los procesos emocionales complejos.

Marina nos hace dudar de todo, eso sí, ya que incluye elementos de realismo mágico que desdibujan los límites de la realidad: radios que se encienden solas, fantasmas y… ¿sirenas asesinas?


¿Qué significan las sirenas?

Creo que las sirenas son una buena forma de mostrar la depresión como algo externo de lo que a veces no se puede huir tan fácilmente. Algo aterrador que te llama y te atrapa, obligándote a hacer cosas que en el fondo no quieres hacer, como poner en riesgo tu vida o incluso la de los demás.

En mi opinión esta historia es una buena metáfora del miedo que se siente al no saber cómo tratar a un familiar con problemas de salud mental. Hugo es ante todo un niño cariñoso que adora a su madre, pero en las páginas de su historia se aprecia perfectamente la incertidumbre que siente por cómo reaccionará. Quiere confiar en ella pero no se siente seguro.

Espero que mi análisis os haya gustado. Dadle mucho amor a la reseña, a ver si las chicas de Café Librería se animan a invitarme de nuevo por aquí, que yo me lo he pasado genial. Podéis dejar en los comentarios sugerencias de libros que queréis que analice.

  1. Pingback: Novedades literarias: ¡nueva publicación y mucho más! – CRISTINA MARTÍN DE FRANCISCO

  2. Pingback: El terror tiene tu rostro, de Marina Tena Tena | Café Librería

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: