Café Librería

Rojo sobre negro, de Isabel del Río

Sinopsis: Todo empieza y acaba en el agua.

Carrie aprendió de su abuelo a entrar en Negro, una dimensión que nos rodea y al tiempo escapa de nuestros sentidos. Aprendió de su madre a pasar desapercibida. Hasta que en el instituto quiso dejar de ser invisible. Entonces el pasado se encontró con su presente, Carrie rompió la única norma y traspasó la oscuridad arrastrando el mundo entero con ella.

Todo empieza y acaba con una historia de amor imposible.


71QdCC+VdjL


Rojo sobre negro es una novela de fantasía juvenil (forma parte de la colección Young Adult de la editorial Apache) que leí hace casi un año, al volver del Celsius. Hoy la reseño como parte del experimento que estamos llevando a cabo en el canal de Twitch de Café Librería: ofrecemos cuarenta minutos de trabajo para motivaros a trabajar y que nos acompañéis y dejamos unos veinte minutos al final para comentar el resultado. De fondo suena Delafé, así que ya sabéis a quién culpar si la reseña me sale intensita.

En la historia de Carrie nos encontramos con uno de los típicos desarrollos de las novelas juveniles: protagonista joven tiene una habilidad que o bien podría salvar el mundo o bien destruirlo. El planteamiento de del Río me ha recordado en parte al género dreampunk, del que tanto hablo últimamente, pues la realidad en la que cae gracias a sus poderes, Negro, es un lugar onírico en el que parece que distintos tiempos, distintas concepciones de su vida, convergen a la vez.

¿Qué tiene entonces esta novela para que me sumergiera en ella de una sentada? Uy, de todo. Para empezar está muy bien escrita; la autora logra que te metas en las páginas de la historia y no quieras salir hasta terminarla. Todo fluye como el agua, como la propia premisa de la historia, relacionada directamente con este elemento. Esto es:

-El carácter de Carrie. Es fluido, y tiene una capacidad de resiliencia impresionante. Se adapta a las situaciones que se la van presentando, moldea sus acciones y su relación con los poderes que ha heredado según se le van presentando esta o aquella situación, a cada cual más difícil de superar.

-El ritmo del libro. No cesa, como el agua; pero al mismo tiempo es capaz de encontrar rendijas por las que colarse, es decir, que la lectora no se va a aburrir ni a  perder en ningún momento.

-La maquetación. Una fantasía hecha realidad. Alterna ilustraciones, páginas con letras blancas sobre fondo negro, iconos, dibujos… hasta la tipografía escogida para los títulos del libro tiene sentido. De diez.

Por poner un pero, recuerdo que encontré alguna que otra errata, pero nada grave, que ya sabéis que soy muy puntilloso en ese sentido.

Sin más, Rojo sobre negro es un buen ejemplo del talento de la autora y de lo que es capaz de hacer. Leedla si os gusta la fantasía juvenil, si os gustan las protagonistas verosímiles y si queréis disfrutar de una historia con un ritmo trepidante. O leedla sin más, que merece mucho la pena.


·Lanzamiento: 2018
·Editorial: Apache
·Páginas: 190
·Ilustraciones: Jenni Conde
·Valoración: Café con leche
·Consíguelo aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: