Café Librería

El rey malvado, de Holly Black

Sinopsis: Jude ha llegado a un acuerdo con el rey malvado, Carda, y se ha convertido en el poder en la sombra. Navegar en un mar de alianzas plagado de traiciones constantes ya es lo bastante complicado, pero Cardan, encima, es terriblemente difícil de controlar y hace todo lo que puede para humillar y minar a Jude, aunque su fascinación por ella permanece intacta.

Cuando resulta evidente que alguien cercano a Jude planea traicionarla, lo que no solo pondrá en peligro su vida sino también la de aquellos a los que más quiere, Jude deberá desenmascarar al traidor, luchar contra sus complejos sentimientos hacia Cardan y, pese a ser mortal, mantener el control del turbulento mundo feérico.


Te dolerá. El dolor te hace fuerte.



He pasado meses esperando a leer la segunda parte de esta trilogía (y no porque no estuviera publicada, sino porque con todo lo de la pandemia no lo tenía a mano y hasta que no han abierto las librerías no he podido hacerme con él) y ahora necesito que sea noviembre para poder acabar esta saga y fangirlear como si tuviera quince años.

En esta segunda parte la narradora sigue siendo Jude, convertida en senescal y dirigiendo un reino en las sombras. ¿O quizá eso es lo que quieren que crea? En esta novela solo tenemos su punto de vista y a veces llega a ser frustrante, porque no sabemos cuándo la engañan, no sabemos lo que quieren los demás personajes y, a veces, cuando lo descubrimos es demasiado tarde.

Aunque yo no soy muy fan de la primera persona reconozco que en este caso es un recurso brutal, ya que vivimos todo lo que vive Jude y es fácil identificarse con ella y sentirse la protagonista de esta historia.

Ser Jude no es fácil, ella tiene secretos, muchos secretos que no puede compartir con nadie, ni siquiera con Taryn, su hermana gemela (que sigue siendo incluso más insoportable que en la primera parte). Jude sufre y aunque creo que no siempre toma las mejores decisiones, creo que lo hace todo llevando un gran peso en la espalda.

La narración para mí es intensa y emotiva, es verdad que a veces al terminar los capítulos parece que se queda a medias y que va a continuar con ese hilo y, sin embargo, al final todo acaba conectado.

Es un libro cargado de intrigas palaciegas, sí, pero también de salseo. Reconozco que a mí el salseo no me suele atraer en las historias, pero en este caso SÍ, es algo que necesitaba, quizá y que en esta historia saben cómo introducirlo. Al final el salseo forma parte de toda la intriga y te hace plantearte si lo que sienten los personajes es real o no.

Hablando con una amiga me dijo que había oído que la relación entre Cardan y Jude era tóxica y me quedé pensando y argumentando mi respuesta de por qué sí o por qué no.
Si lo juzgamos con nuestra moral sí, es tóxica. Hay un juego de dominación y humillación brutal, tanto de Jude hacia Cardan como de Cardan hacia Jude.

Pero en esta ocasión creo que no hay que juzgarlo como si fuera una relación humana, porque Cardan es un príncipe fae, y la moral fae no es la misma moral que la de los humanos.

Además se juega con que solo sabemos lo que Jude siente, y sabemos que Jude está locamente enamorada, aunque no lo acepta, se niega a ello, porque es admitir que tiene sentimientos. ¿Qué es lo que quiere Cardan? Eso no lo sabemos con exactitud. Los faes no mienten pero sí que engañan. ¿Cardan está enamorado? ¿Actúa como lo hace para protegerla? ¿De verdad la odia tanto que se humilla a sí mismo para hacerla caer? Hay demasiadas dudas, demasiadas incertidumbres, demasiadas preguntas sin respuesta.
Reconozco que la tercera parte me encantaría que nos la narrara él, el rey malvado, que fuera su voz la que escucháramos y quien nos diera su visión. No creo que esto vaya a ser así, pero me encantaría poder conocer a Cardan más.

En cuanto a los personajes, creo que sí que evolucionan, a pesar del poco tiempo que ha pasado desde el primero. Es verdad que en este todo se centra en Jude y Cardan y de los demás sabemos poco. Taryn sigue siendo igual de insoportable y de personaje que es un poco absurdo. Se deja manejar por cualquiera y aunque Jude quiere apartarse de ella no lo consigue. Taryn sí que me parece un personaje tóxico, un personaje que mira por ella y le dan igual los demás. En esta segunda parte su egoísmo se acrecienta y aunque en parte entiendo sus motivaciones la verdad es que sin ella mi lectura hubiera sido más placentera.

Madoc empieza a tomarse en serio a Jude, es muy interesante la evolución de este personaje y de su relación con la protagonista. Desde el principio es una relación muy curiosa, ya que Madoc es un asesino que, sin embargo y a su manera, quiere a Jude. Aquí vemos como las guerras pueden separar familias pero como el amor, ese amor fae, siempre está presente.

Otro personaje que pinta poco pero a la vez mucho es Vivian, la hermana mayor. En la primera parte fue un personaje muy accesorio, al igual que en la segunda y, sin embargo, tengo la sensación de que en la tercera va a tener mucha importancia y que realmente en ella vamos a encontrar un personaje muy interesante.

En definitiva, es un libro en el que hay salseo, mucho salseo. Todo fluido, es verdad que es una saga juvenil, pero no peca de tener diálogos superfluos o escenas edulcoradas, cosa que tengo que reconocer que me encanta.

Puede que esta se convierta en mi nueva saga de fantasía top (aunque todo depende de cómo termine).


·Lanzamiento: 2019
·Editorial: Hydra
·Traducción: Jaime Valero Martínez
·Páginas: 410
·Valoración: Moka y chocolate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: