Café Librería

Zorras, de Noemí Casquet

Sinopsis: Somos zorras, malas, libres. Somos la tentación. Somos las dueñas de nuestro cuerpo y nuestras alas. Las que nos tocamos donde y cuando queremos. Somos las que gritamos en las calles y gemimos en las almohadas. Nos pintamos los labios de rojo y dejamos los de abajo abiertos para explotar de placer. Aquellas a las que llamabas zorras ahora follan con liberación.


416dz-jsOBL._SX327_BO1,204,203,200_


Entre los dos me tumban en la cama. Y justo ahí, delante de mí, se lían. Se tocan. Se sienten. Son bisexuales. Pido un deseo. Esto es como una estrella fugaz: no se ve todos los días (por desgracia).

Noemí Casquet es una periodista especializada en sexualidad que gracias a su cuenta de YouTube y de Instagram ha revolucionado el panorama sexual español. La sigo desde hace unos años y la verdad es que escucharla hablar siempre es una gozada. Autora de Mala Mujer, este es su segundo libro y, la verdad, no tenía intención de comprarlo, pero a veces el destino manda señales que una no puede ignorar, y es que al entrar en YouTube me saltó la notificación de que Noemí había subido nuevo vídeo y, al pinchar en ello, vi que era el booktrailer. Lo escuché y, al acabar, sentí que tenía que darle una oportunidad, por lo que corrí a comprarlo a pesar de que todavía estaba en preventa.

Una de las cosas que más me llamó la atención fue la portada, no sé por qué pero me encantó, y ya sabemos que muchas veces las portadas son el reflejo de lo que nos encontramos en el interior y creo que esta es perfecta para la novela, de la que ya empiezo a hablar en profundidad.

Es una novela erótica, eso por delante, y yo nunca antes había leído nada del género, la verdad. Se nos cuenta en primera persona la historia de Alicia, quien un día decide dejar toda su vida atrás para comenzar de nuevo en Madrid, en donde no conoce a nadie más que a una clienta que tiene a bien alquilarle una casa. En su segunda noche en Madrid decide salir de fiesta con su casera y la buena fortuna hará que conozca a Diana y Emily, con quienes enseguida forjará unos lazos de amistad indestructibles.

Al ver que era novela erótica pensé, ¿por qué no darle una oportunidad? Noemí habla sin tapujos, muestra las dos caras de la moneda, no tengo motivos para pensar que en su narración va a mostrar siempre lo bonito del sexo, y no me equivocaba.

Las tres amigas fundan el club de las zorras con el objetivo de poder follar hasta cumplir todas sus fantasías sexuales, y es lo que a lo largo de la novela vamos viendo cómo cada una va cumpliendo aquello con lo que siempre ha soñado. Pero no todas sus experiencias son agradables, no todas son bonitas y no todas son convencionales.

Quizá lo que más me ha gustado ha sido el momento en el que Alicia decide que una de sus fantasías es probar el BDSM y explica lo que es, encuentra a una persona que sin que ella tenga ni idea, se lo hace entender, a la vez que se lo explica al lector.

Aunque es una narración bastante sencilla y en la que sí que encontramos algunos clichés (como que todos los tíos son perfectos, que es lo que menos me ha gustado) atrapa desde el primer momento. Se nota que Noemí es una comunicadora nata y que sabe explicar las cosas de maneras muy entretenida.

Como he dicho al principio, la narración es en primera persona y aunque ya sabéis que es algo que, por lo general, me hace desconectar, en este caso no podía estar escrita de otra manera. Así todas podemos ser Alicia (había momentos en los que lo que la protagonista sentía era lo que sentía yo, sobre todo en lo que a dudas existenciales se refiere), podemos llorar cuando ella llora, gemir cuando lo hace, disfrutar sin temor.


Y veo esa luz. Me invade. Gimo. Grito. Me hundo.
Contracciones. Placer. Liberación.


Pero no todo gira en torno al sexo, sino que hay otras tramas secundarias que aunque no se les da la misma importancia y a veces parece que se olvidan, están ahí y le dan un giro a la historia. La historia de Alicia, o mejor dicho, las historias de Alicia son dos: la primera es superar los fantasmas de su pasado, de todo lo que dejó atrás el día en el que se cansó y dijo “Hasta aquí hemos llegado” y su vida como escritora fantasma. El de Emily es una pareja que, incluso en la distancia, le hace la vida imposible y el de Diana unos padres ultraconservadores.

Son tres chicas, tres historias, un mismo fin: conseguir ser libres, encontrarse a sí mismas, disfrutar de su cuerpo y de sus vidas.

Es una novela adictiva, según me llegó la empecé y no pude parar hasta acabarla, apenas 24 horas me duró. Si queréis experimentar con el género o buscáis una novela erótica que no esté llena de clichés o de metáforas para explicar cosas tan sencillas como los genitales o las posturas que los personajes realizan, sin duda tenéis que darle una oportunidad a Zorras.


·Lanzamiento: julio de 2020
·Editorial: Penguin Random House
·Páginas: 284
·Valoración: Capuchino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: