Café Librería

Compañeros de caza, de Rafa de la Rosa

El estudio de Daniel es muy importante para los laboratorios en los que trabaja. Del resultado de sus experimentos depende en gran parte que los inversores no retiren el dinero que mantiene la maravilla en pie. Su trabajo es, por tanto, vital para el futuro de las instalaciones. Y su misión no es otra que relacionarse de igual a igual con un Achillobator adulto; un dinosaurio del cretácico del que espera poder aprender mucho en cuanto a sus costumbres se refiere. Pero el saurio no parece muy colaborador, a priori. La inmersión de Daniel en el mundo de Aquiles los forzará a verse reflejados cada uno en los ojos del otro.



—¿Se puede saber por qué me odias?


Compañeros de caza es un bolsilibro, una novela muy corta o novelette. Sin embargo, es un gran trabajo y el libro como objeto es bonito. Tiene una portada y maquetación cuidadas. Es ideal para cuando tienes solo un ratito para leer o no te apetece mucho adentrarte en una novela larga. Suelo sumergirme en este tipo de obra corta a menudo, sobre todo cuando estoy un poco saturada o con bloqueo lector.

En este libro se cuentan en primera persona las vivencias de Daniel, un joven científico demasiado implicado en su proyecto de investigación. Daniel está obsesionado con saber qué le ocurre al dinosaurio que se muestra esquivo y no quiere ni siquiera aparearse, lo que parece ir en contra del instinto de los de su especie.

El tema principal es la demisexualidad abordada de un modo muy natural. Daniel y su equipo crean una especie de cuerpo de dinosaurio con nanobots para estudiar mejor el comportamiento de los sujetos de experimentación. En este aspecto me ha recordado mucho a la película Avatar. También tiene, en mi opinión, reminiscencias de Parque Jurásico. Aunque la historia que se cuenta es muy diferente. A través de ese cuerpo robotizado, Daniel descubre aspectos sorprendentes de la etología del dinosaurio Aquiles. El contacto de los humanos con otros seres inteligentes y la relaciones con ellos es también un tema muy importante. Aquiles demuestra ser inteligente y está un tanto humanizado, aunque he de reconocer que sería un relato muy diferente de no ser así. Perdería su esencia.

El libro tiene términos científicos un poco complejos de entender para gente sin formación científica, sobre todo al principio. A mí, que estudié biología y me encantan estas cosas, no me ha costado entenderlos, pero creo que a algunos lectores pueden resultarles complicados. Aparte de eso, la lectura es ágil y el libro se devora en nada sin apenas sentir el paso del tiempo. El ritmo es muy adecuado, con partes reposadas y otras casi de thriller.

Compañeros de caza es de esos libros que compré y se quedaron injustamente en la pila de pendientes durante meses. Sigo a su autor, Rafa de la Rosa, por Twitter, y no me sorprende que haya escrito una novela de ciencia ficción muy romántica y que casi puede considerarse feelgood. Lo que hace esta historia es precisamente eso: reconciliarnos con el género humano y con el amor. Una lectura muy sentimental, capaz de devolvernos la fe.


Sin apartar la vista de la jaula del Achillobator, y sin darle la espalda en ningún momento, camino hacia la puerta. Puedo sentirlo allí, entre la maleza, observándome con cuidado, esperando un despiste para lanzarse de nuevo al ataque.


·Fecha de lanzamiento: 2018
·Editorial: Cerbero
·Páginas: 200
·Valoración: Café con leche
·Enlace de compra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: