Café Librería

Hex, de Thomas Olde Heuvelt

Bienvenido a Black Spring, una población pintoresca con un macabro secreto: una mujer recorre las calles con la boca y los ojos cosidos, entra en los hogares y espía a la gente mientras duerme. La llaman la Bruja de Black Rock. Los vecinos se han acostumbrado tanto a su presencia que a veces se les olvida lo que ocurrirá si algún día abre los ojos. Para protegerse de curiosos, los fundadores de Black Spring han instalado equipos de vigilancia con los que mantienen la zona en cuarentena. Hasta que unos adolescentes, hartos de su aislamiento, deciden saltarse las normas y convertir la maldición en una experiencia viral. Nadie se imagina la siniestra pesadilla que los aguarda.


hex


Black Spring es una comunidad idílica en apariencia… A pesar de tener su propia bruja, su maldición y sus serias normas al respecto de estos asuntos. Hex son los encargados de vigilar, gracias a su sistema de cámaras y aplicaciones móviles con geolocalización, a la llamada bruja de Black Rock, aunque su nombre es Katherine y fue quemada, acusada de brujería, en 1664. Aunque el pueblo tolera relativamente su presencia, la amenaza de que un día pueda abrir los ojos y los labios, actualmente cosidos, despierta antiguos temores.

Los protagonistas principales de esta novela son Tyler, un adolescente que no acata fácilmente las restricciones impuestas en el pueblo en lo relativo por ejemplo a redes sociales, y desea saber más acerca de Katherine, y su grupo de amigos. Juntos están dispuestos a experimentar con la bruja, grabarla en vídeo y, si llega la ocasión, compartir esos vídeos con el mundo.

Steve, el padre de Tyler, intenta mantener a su familia a salvo y lejos de los problemas. Comprende a su hijo, y su frustración debida a haber nacido en el pueblo: nunca podrán irse de allí, ya que la maldición impone que si pasas unos días fuera de tu hogar, empiezas a tener tendencias suicidas más allá de lo razonable que solo pararán al regresar… O con la muerte.

Robert Grim es un empleado en Hex. También querría que las cosas cambiasen, pero de momento ejerce su trabajo de controlar a Katherine de manera eficiente, aunque está cansado del Consejo actual y su manera de proceder con la población en este asunto.

Griselda, por el contrario, adora a Katherine. Tiene la firme convicción de que la bruja la libró de su marido, un maltratador, y acude a ella en busca de consejo y protección, aunque Katherine ni hable ni parezca reparar en su presencia.

Lo que en principio empieza teniendo un toque incluso humorístico (la bruja aparece en el comedor y la tapan con trapo para que no les moleste excesivamente) pronto sigue en un descenso hacia la locura colectiva, en la que se despiertan antiguos temores que desatarán la histeria en Black Springs. Si la primera parte sirve de presentación de los personajes y de comprender exactamente qué está pasando en el pueblo, el terror se hace cada vez más plausible llegando a hacerme sentir inquietud en su lectura, algo que pocos libros de terror han conseguido. No es difícil comprender que WB haya adquirido los derechos, porque las escenas más impactantes están escritas de un modo muy cinematográfico y te meten de lleno en el punto álgido. ¿Seguro que la bruja no ve nada a pesar de tener los ojos cosidos?

Una obra escalofriante, adictiva y que plantea una idea a mi parecer tan original que merece la pena darle una oportunidad. No os la perdáis.


·Editorial: Nocturna
·Lanzamiento: enero de 2020
·Traducción: Ana Isabel Sánchez
·Páginas: 512
·Valoración: Capuchino, pero de los buenos
·Consíguela aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: