Café Librería

Saga El Archivo, de V. E. Schwab

A veces me pregunto qué pasa en Devoluciones, cómo vuelven las Historias a sus cuerpos sin vida en los estantes del Archivo.

Imagina un lugar donde los muertos descansan como libros en bibliotecas.
Cada cuerpo tiene una historia que contar, una vida en imágenes que solo los Bibliotecarios pueden leer.
Los muertos reciben el nombre de Historias. Y el vasto reino en el que descansan es el Archivo.
En esta novela hermosa y oscura de persecución y misterio, Victoria Schwab nos habla sobre la delgada línea entre el pasado y el presente, el amor y el dolor, la confianza y la traición, las pérdidas insoportables y la lucha hacia la redención.

En El Vacío, la continuación de la primera novela de la saga El Archivo, Victoria Schwab nos vuelve a sorprender con una prosa increíble y una combinación estremecedora de acción, romance y horror. El Vacío nos sumerge en un rico y alucinante mundo imaginario, donde no hay decisión fácil de tomar y el amor y las pérdidas se perciben como los lados de una misma moneda.

Reseña

¿Recordáis mi sinopsis de Una magia más oscura? La empezaba sin rodeos, diciendo que el libro me había encantado y que había corrido a comprar los dos volúmenes siguientes. En fin, hoy, casi ocho meses después, no los he abierto. En cambio he devorado El Archivo y El Vacío, las dos primeras partes de lo que espero que se resuelva en una trilogía. La cuestión es que tengo pocas esperanzas, porque al parecer la novela lleva planeada desde 2015 y aquí estamos, con un relato que sirve de nexo y que se puede leer en el blog de la autora, pero nada más.

Pero no nos lamentemos y vayamos a las razones por las que he devorado estos dos libros. Literalmente devorado: a día por libro. Casi 40€ que no me han durado ni un suspiro y que me han dejado huérfana en cuanto los he cerrado. A mis 47 años, madre mía. Por algo será ¿no?

A veces pienso que quizá si pudiera recordar qué se siente al tocar a la gente y no percibir nada más que la piel… pero no puedo, y cuando intento bloquear el sonido, este simplemente empeora y yo siento que soy una caja de cristal en el fondo del océano y el sonido y la presión me agrietan.

Así piensa Mac durante toda la primera novela y también durante la segunda. Me cae regular, esta chica. No podríamos ser amigas, pero la entiendo. Tiene un trabajo que hacer, un trabajo completamente secreto que no puede revelar. Su hermano ha muerto, su familia se resquebraja. Mac es todas nosotras cuando nos sentimos solas. Y es también el punto fuerte de la novela.

Pero seamos un poco más ordenadas o jamás terminaremos esta reseña (lo que os dará una medida de lo mucho que me ha gustado).

Puntos fuertes

Los personajes

  • Mac es lo mejor de la obra, sin duda. Schwab tiene un don para tomar características humanas y dotarlas de esqueleto y músculo. Los suyos no son personajes demasiado complejos, pero lo que representan es universal. Mac, como decía, está sola y acusa esa soledad. Se siente sola en todas partes y cuando aparece alguien para ayudarla lo aleja. Como hemos hecho todas en alguna ocasión.
  • Wes se llama como mi primer gato, lo que a efectos de reseña no tiene mucho valor, pero juega a su favor para lo de caerme bien. Este personaje me recuerda mucho al amigo de la protagonista de Asuntos de muertos, de Nieves Mories: Arty. Ambos son leales, incorruptiblemente alineados con los intereses de sus respectivas protagonistas. Físicamente atractivos pero humanos y falibles. Ese tipo de personaje del que una lectora se enamora porque no le queda otro remedio.
  • Owen es otra de esas creaciones que arrebatan por su fragilidad.
  • Los padres de Mac, Roland, casi todos los secundarios también están rotos en uno u otro sentido. Y es eso lo que les hace tan interesantes. El Archivo es una organización secreta muy peculiar, con una estructura jerárquica inflexible que afecta a vivos y muertos por igual. Y el elenco de personajes se las apaña para cumplir con normas imposibles sin terminar de enloquecer. La fragilidad, la soledad, la búsqueda del otro, la imposibilidad de contacto articulan toda la novela y marcan la diferencia entre un drama de investigación sobrenatural al uso y otra cosa.

El ritmo

Ya pasaba en Una magia más oscura. Schwab es una auténtica maestra cuando se trata de intercalar acción y reflexión. Planta pistas con maestría, escribe peleas, persecuciones y momentos románticos con el mismo mimo y cuidado. Y sabe cuándo levantar el pie del acelerador para que no nos cansemos de Mac la intensita. Algo muy digno de encomio porque, no nos engañemos, Mac es muy intensita.

El worbuilding

El Archivo funciona porque es original e irrepetible. Como Hogwarts, si se me permite. Se trata de un lugar donde hay Bibliotecarios, Brigadas y Guardianes que se dedican a custdiar las Historias de lo que antes eran personas. Cuando morimos no vamos al cielo o al infierno, sino al Archivo. Para cumplir esta función, la institución ha de observar unas reglas muy estrictas y si las mismas se rompen, el castigo es ejemplar (y terrorífico, debo decir).

Por supuesto, hay puertas. Tengo pendiente leer más a Schwab, pero me gusta cómo se relaciona con las puertas y los pasadizos, cómo establece territorios intermedios entre el mundo fantástico y el ordinario y cómo crea personajes con llave. No deja nada a la casualidad y eso es un punto a favor muy importante.

La prosa ágil

No hay nada innecesario en la prosa de Schawb. Ni una sola floritura. Y no por ello es desagradable o fea de leer. Creo que tanto El Archivo como El Vacío están escritos de una manera, sobre todo, pragmática. Al fin y al cabo son novelas de detectives adolescentes, tampoco pide la historia nada más elaborado. Pero da igual, la cuestión es que funciona. Es entretenimiento ligero de alta calidad fabricado con los ingredientes necesarios.

Por si no queda claro, soy de la opinión de que cada libro debe usar las herramientas adecuadas y ninguna otra. Es el caso de estas dos novelas.

Puntos débiles

La verdad es que no tiene muchos. Al terminar la primera parte mi sensación era que los personajes habían quedado un poco planos. Y así es: Mac no tiene un arco de transformación notable, ni Wes, ni los padres. Así que el primer libro se queda un poco cojo en ese sentido.

Pero en El Vacío, Schwab echa el resto. Quizá de manera un poco forzada al comienzo. La sensación al leer esta segunda parte fue que todo el planteamiento está lastrado por la necesidad de que la familia superase de una buena vez la muerte del hermano. Porque si no sacaba a sus personajes de ese bucle de dolor, difícilmente iba a poder añadir la autora un nuevo conflicto interno.

La otra fuerza motora del cambio inicial en los personajes era que el verano acababa y había que llevar a Mac a la escuela.

Pero incluso teniendo en cuenta que la premisa inicial está un poco metida con calzador, la evolución de Mac es notable, así que la debilidad inicial se transforma en un «nada que objetar».

Lo que no termino de entender y sí que pesa un poco más como debilidad de ambas novelas es el objetivo del Archivo. No sé por qué existe, ni cómo narices resulta sostenible. Vamos, que no termino de creérmelo mucho. Quizá la autora me lo explique en la última parte, si es que alguna vez la escribe.

Pero que la existencia de la organización no se sostenga no hace que el libro sea menos disfrutable. Exige una suspensión de incredulidad más sólida, pero nada más.

Conclusión

Recomiendo esta bilogía y espero que trilogía a todas aquellas personas que necesiten un libro para desengrasarse las neuronas. El Archivo y El Vacío son dos novelas de misterio, aventuras y romance protagonizadas por una mujer frágil que extrae de esa fragilidad una gran fortaleza.

Te mantendrá atrapada si te gustan los enigmas, las novelas románticas poco convencionales y las películas/libros de instituto. Reconozco que a mí me chiflan.

Perfectos para el verano o las vacaciones.

·Lanzamiento: noviembre de 2018 y marzo de 2020
·Editorial: Minotauro
·Traducción: Julieta María Gorlero
·Páginas: 347 y 366
·Valoración: Mocachino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: