Café Librería

The Miracles of the Namiya General Store, de Keigo Higashino

Advertencia: esta obra está inédita en español, pero puede leerse en francés e inglés.

Voy a usar las palabras prohibidas, razón por la que me disculpo de antemano con el lector que esté leyendo esta reseña. El género de esta novela es… realismo mágico. 

¿Todo bien? Sé que cuando se cataloga así a una novela, siempre se toma con una pizca de sal. Y es que hay unos límites muy concretos por los que ciertos escritos se salen de esta etiqueta. ¿Y en qué consiste dicho realismo mágico? Bueno, es por que hay viajes en el tiem-

“¡Dios bendito! ¿Entonces no sería ciencia ficción? Tengo ya el garrote sacao’, y una vez desenfundado pide sangre”.

Pido calma. El autor sí que ha escrito ciencia ficción —Paradox 13, editado por Nova—, pero desde luego este es un caso muy distinto que no aplica como tal. No vas a leer una historia sobre conflictos temporales, pues estos tratan dilemas personales y no tienen que ver con el reloj. Dichos viajes en el tiempo tienen una función específica, y esa es la de producir un ambiente propio del realismo mágico que es ideal para la trama.

Pero aquí venimos a leer una obra en la que desarrollar empatía hacia los personajes. Además, se experimentará con una estructura de acordeón. Quiero que tengáis el instrumento musical en mente para poder explicaros su narrativa, ¿de acuerdo? En los cinco capítulos de los que dispone se irá gradualmente oprimiendo ambos lados, haciendo que se compriman los personajes y cada dato que iremos leyendo. Esto produce una lectura rentable, se premiará al lector por cada palabra que se meta entre pecho y espalda. ¿Cómo? Pues haciendo que paulatinamente todo lo mencionado esté conectado, lo cual logra que —pese a contarse cosas muy distintas— la visión general de la historia quede bien unificada. Básicamente, lo que la Gestalt resumiría en “El todo es más que la suma de sus partes”. 

Pero no hay que leerla por lo mágico de un buzón que transporta por las olas del tiempo los gritos de auxilio ajenos. Ni tampoco porque los personajes logren importarte. Ni mucho menos por estar bien organizada y ser compacta. Es recomendable leerla porque, sumado todo lo mencionado, queda una novela que llega al corazón. Acabar y, con alguna lagrimilla, sentir que se conoce personalmente a los personajes que se han ido desarrollando página a página. 

Keigo Higashino es el autor —e ingeniero—, proclamado como Presidente de los Escritores de Misterio de Japón. Y aquí nos enfrentamos a una de las agujas de su pajar, una obra que —al igual que la ya mencionada Paradox 13— se sale de su zona de confort policíaca. Pudo llegar a mis manos porque Japón y China sacaron unas adaptaciones cinematográficas en paralelo, esta última protagonizada por Jackie Chan. Aprovechando el tirón de la película, una editorial que basa su catálogo estrictamente en contenido anime incluyó esta atípica adición. Pese a que el editarla fuese un intento de atraer al amante de Japón y no al de la literatura, podemos ver con orgullo que actualmente incluso Francia se animó a traducirla en enero del presente año. 

Poco puede saber uno de si llegará a España —ojalá—, pero con esta reseña intento quitar el velo de la ignorancia y que se pueda tener al alcance una alternativa más. Y, en última instancia, animar a que podamos tener editada en español la novela. No hay razón para perder la esperanza, después de todo Paprika era una novela de 1993 y España la editó en el 2011 —cinco años después de la película—. 

Es 13 de septiembre, abre el buzón del bazar Namiya y deposita en una epístola tus preocupaciones. Al día siguiente, donde el lechero deposita la mercancía, tendrás tu respuesta. Pero, quién sabe, tal vez el señor Namiya no sea quien te conteste. Tal vez el consejo provenga de tres delincuentes, unos chavales que se han colado allí con su botín y, además, son del futuro.

[Mención honorable a obras del autor: La devoción del sospechoso X, editada por DeBolsillo y Círculo de Lectores].

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: