Café Librería

La distancia entre nosotros (memorias de una niña emigrante), de Reyna Grande

Reyna tiene cuatro años y vive con su madre y sus dos hermanos en Guerrero, el segundo estado más pobre de México. Ya no recuerda a su padre, que emigró en busca de trabajo a Estados Unidos. El Otro Lado. Un día, su madre decide arriesgarse a cruzar la frontera para reunirse con él. Promete volver pronto con dinero suficiente para construir la casa de sus sueños y deja a los niños con la abuela paterna, una mujer cruel, endurecida por la vida.

Sin embargo, pasan los años y la promesa del regreso no se cumple. ¿Se han olvidado de ellos? ¿Ya no los quieren? La distancia resulta insoportable, hasta que por fin reaparece el padre y logra llevarlos clandestinamente hasta El Otro Lado. Pero ahí las cosas no son como Reyna esperaba: entre ella y su entorno se abre una terrible distancia emocional. Pro suerte, halla consuelo en sus hermanos, la literatura y su imaginación.

Sin mis padres allí, era un lugar de belleza corrompida.

Hoy os traigo una novela dura pero tierna, una de esas que hacen que se te encoja el corazón y que, a la vez, te lo deja calentito. Una novela llena de contrastes, dura y sincera. Real. La historia de una vida llena de penurias que nos hace ver la situación que viven miles de personas cada día. La historia que se nos cuenta aquí es la de una mexicana —la propia autora— que cruza a Estados Unidos en busca de una vida mejor, pero podría ser la de cualquiera.

Cuando nos ofrecieron esta novela pensé que iba a ser una lectura dura y que, con toda probabilidad, me iba a costar horrores leerla, porque, aunque de vez en cuando me gusta sumergirme en este tipo de historias, no puedo evitar sufrir y, sin embargo, me ha pasado todo lo contrario: la he devorado. No podía dejar de leer. Había momentos en los que estaba estudiando o haciendo cualquier tarea y solo podía pensar en acabar para poder leer, porque de verdad que la historia me ha atrapado de principio a fin (aunque reconozco que el final me dejó un poco fría).

Estamos ante una historia autobiográfica en la que la autora, Reyna Grande, nos cuenta cómo fue su vida desde los cuatro hasta los veinte años más o menos y, de verdad, es escalofriante.

La historia comienza con el “abandono” de su madre, quien les deja con su abuela Évila para correr Al Otro Lado, Estados Unidos, donde su padre lleva tanto tiempo que la pequeña Reyna ya ha olvidado su rostro, y así buscar una vida mejor para todos.

Esta es, quizá, una de las partes más duras de la novela. Además de con la abuela, viven con el abuelo, una figura que apenas aparece; con su prima Élida, abandonada también por su madre, y con la tía Emperatriz. Allí nadie quiere a los tres hermanos (Mago, Carlos y Reyna), y se lo demuestran constantemente. El poco dinero que reciben de parte de su padres lo gasta la abuela en comprar vestidos a Élida, casi no tienen comida y viven en unas condiciones pésimas.

A pesar de la crudeza de la situación que están viviendo (y que empeora cuando se van con su abuelita Chinta), ellos son felices como lo pueden ser tres hermanos que se tienen los unos a los otros. Y esto es lo que más me ha gustado de esta novela, el sentido de unidad, de fraternidad. Es verdad que cuando ya están en Estados Unidos estas relaciones van cambiando y evolucionando, pero cuando están juntos en México, cuando no tienen nada que llevarse a la boca… Son escenas muy duras, pero preciosas a la vez.
Cuando llegan Al Otro Lado, piensas que las cosas les irán bien, que todo el drama ha quedado atrás, pero no: el drama sigue. Y no se acaba hasta el final. Allí, en EEUU, con una madre que los ha abandonado y que más parece una adolescente que una mujer con cinco hijos (mientras está en EEUU aparece Betty y, posteriormente, Leonardo, el hijo de otro hombre); un padre con problemas de alcoholismo, casado con Mila, quien tiene tres hijos de otro matrimonio. Reyna tendrá que luchar por sobrevivir, convirtiéndose en una mujer fuerte que, a pesar de todo, no olvida de dónde viene.

Quizá porque está basado en la vida de la autora y todo lo que cuenta es real, es una historia tan dura y con personajes tan bien escritos y perfilados. Sé que siempre suelo odiar a todos los personajes, pero en este caso no es odio, es rabia, es ver cómo a veces luchan y fracasan, cómo lo dan todo por alguien que los abandona, de cómo se olvidan de dónde vienen… Es una novela en la que las personas parecen realmente eso, personas. Puedes odiarlas, como puedes odiar a cualquiera en un momento determinado, pero también puedes perdonarlas y darles una última oportunidad eterna.

Y, por último, quería comentar el final. Entiendo que acabe como acaba, con una Reyna bastante jovencita yendo a una buena Universidad y ya. La verdad es que me hubiera gustado leer cómo fue su vida en la Universidad y lo que pasó con su familia (aunque aparece una breve nota de la autora explicando todas estas cosas). Supongo que al final el libro podría ser eterno y que lo que ella quería contar era lo mucho que cuesta cruzar la frontera, las condiciones en las que se vive y lo duro que resulta vivir así y hacernos reflexionar.

En cuanto a la prosa de Reyna tengo que decir que me ha parecido maravillosa. Fácil de seguir, adictiva, con un gran dominio de la descripción; con muy pocas palabras, a través de lo que los personajes sienten y ven, podemos imaginar cómo es cada uno de los escenarios que visitan aunque, lo que sí me llama mucho la atención es que nunca se habla de cómo son ellos físicamente. Sabemos algunas cositas, como que Mago tiene unas cicatrices de la infancia, Carlos tiene los dientes torcidos o que Reyna tiene la piel más blanca de los tres. No es que esto sea importante, pero me ha llamado mucho la atención el ver que podemos imaginar a la perfección las casas en las que viven o la ropa que llevan pero no sus rostros. Esto hace que, aunque sepamos, que es la historia de Reyna, Mago y Carlos, podamos imaginar a cualquier niño del mundo.

Por último, decir que, aunque es una historia dura a veces, hace reflexionar sobre el mundo en el que vivimos y que lo hace de manera delicada y sin acusaciones.


  • Editorial: VRYA Europa
  • Traducción: Julián Alejo Sosa
  • Páginas: 419
  • Lanzamiento: mayo de 2020
  • Valoración: Capuchino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: