Café Librería

El libro del día del juicio final, de Connie Willis

Sinopsis: Una historiadora de la Universidad de Oxford que vive en el año 2054 decide viajar a la Inglaterra de 1320, pero una extraña crisis que vincula pasado y futuro altera sus planes. Al mismo tiempo, una epidemia especialmente virulenta se extiende en la Inglaterra de mediados del siglo XXI. ¿Acaso los viajeros del tiempo han infectado su propio mundo? La protagonista, en el pasado, y sus colegas, en el futuro, se enfrentarán a patógenos asesinos en una obra maestra que explora cómo responde el ser humano ante el sufrimiento generado por una catástrofe desconocida.

91al6ajzhl

 

Reseña: ¿Una novela sobre una pandemia mundial en plena pandemia mundial? “Fantástico, Carla, no es lo que más me apetece leer”, estarás pensando, y puede que tengas razón, pero El libro del día del juicio final tiene mucho que enseñarnos sobre el ser humano en una situación que no podíamos imaginar más que en la ficción… Hasta este momento, claro.

Los viajes en el tiempo son un hecho en 2054. Kivrin, una historiadora de Oxford desea con todas sus fuerzas viajar a la Edad Media, a pesar de los peligros a lo que se expone una mujer sola viajando a esa época. Finalmente, consigue la autorización y el lanzamiento se autoriza… aunque algo sale mal. Ella llega muy enferma a su destino y con problemas para entender el idioma, y en nuestro presente una pandemia azota el planeta.

James Dunworthy, el tutor de Kivrin en Oxford, nunca aprobó que ella viajase al 1300 por lo que al saber que algo ha salido mal en su desplazamiento y a la vez enfrentarse a la situación catastrófica de la misteriosa enfermedad, intentará por todos los medios ayudar a su alumna (aún sin saber qué ha sido exactamente de ella) ya que si los cálculos fallan, no podrán devolverla al presente.

A través de una narración que carga su peso entre ambos personajes y que nos lleva del pasado al presente, la autora demuestra su ingente trabajo de investigación sobre la época medieval a través de los ojos de Kivrin, que convivirá con una peculiar familia y que la recogen y la cuidan durante el periodo que está tan enferma que cree que va a morir.

Hay algo que no me gustó especialmente y es la sensación de repetición constante que hay, sobre todo en la primera parte de la obra. Si bien la historia de Kivrin nos resulta más ligera por el planteamiento de un personaje del presente en una época pasada, la narración de Dunworthy se torna en ocasiones algo farragosa y da la sensación de que nos están contando demasiadas veces lo mismo, sin que avance especialmente. Sin embargo la parte final es una auténtica traca de pirotecnia, en la que los acontecimientos se suceden sin parar.

Además no deja de ser interesante leer esta novela de los años noventa con ojos del presente, en la que no veremos tantas diferencias como podamos suponer con cómo imaginó Willis que el ser humano viviría una pandemia mundial. Con falta de papel del váter, por ejemplo.

En resumen: la nueva edición de Nova nos permite acercarnos a la obra de Connie Willis (a la que siempre es interesante leer) y adentrarnos en esta historia de viajes en el tiempo, historia, ciencia y… pandemias.


  • Editorial: Nova
  • Lanzamiento: julio de 2020 (nueva edición)
  • Páginas: 784
  • Traducción: Rafael Marín Trechera
  • Valoración: Café con leche (+2 azucarillos por el tramo final)
  • Consíguelo aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: