Café Librería

Seda, de Alessandro Baricco

El autor presentaba la edición italiana de este libro, que tuvo un éxito extraordinario, con estas palabras: “Esta no es una novela. Ni siquiera es un cuento. Esta es una historia. Empieza con un hombre que atraviesa el mundo, y acaba con un lago que permanece inmóvil, en una jornada de viento. El hombre se llama Hervé Joncour. El lago, no se sabe. Se podría decir que es una historia de amor. Pero si solamente fuera eso, no habría valido la pena contarla. En ella están entremezclados deseos, y dolores, que no tienen un nombre exacto que los designe. Esto es algo muy antiguo. Cuando no se tiene un nombre para decir las cosas, entonces se utilizan historias. No hay mucho más que añadir. Quizá lo mejor sea aclarar que se trata de una historia decimonónica: lo justo para que nadie se espere aviones, lavadoras o psicoanalistas. No los hay. Quizá en otra ocasión”.

seda

—Tal vez sea que la vida a veces da tales vueltas que no queda ya absolutamente nada que decir.

Hace tiempo que no me paso por aquí. Llevo una temporada que me cuesta leer. Cuando no consigo disfrutar de la lectura es porque también me cuesta vivir. Una tarde, estaba hablando con una amiga de Cortázar y ella me comentó que algo se parecía a Baricco. Yo no conocía al autor italiano. Me dijo que cómo podía ser que no hubiese leído Seda, que tenía que leerla ya. Y eso hice, fui a Galicia Le y tomé en préstamo un ejemplar digital. La leí en nada, apenas dos horas. Y me maravilló tanto que os tenía que hablar de esta pequeña gran novela.

Esta obra ambientada entre un pueblecito francés y una aldea japonesa parece en ocasiones un haiku. La belleza de su prosa roza la poesía y en ocasiones parece que hasta la sobrepasa. Utiliza algunos de sus recursos con gran maestría. Es elegante y sencilla, parece huir de barroquismos; pero también es culta y sonora, con una cadencia y ritmo perfectos.

En cuanto al argumento, nos cuenta la historia de los viajes de negocios de un hombre que se dedica a criar gusanos de seda. Hervé Joncour es un joven soldado que deja la carrera en el ejército contra los deseos de su padre para dedicarse de lleno a la seda, lo que era considerado “cosa de mujeres” en su época. Baldabiou, un forastero llegado al pueblo veinte años antes, lo convenció. Su esposa Hélène le espera tras cada uno de sus viajes a África para comprar huevos de gusano de seda. Son relativamente felices, su rutina es tranquila, pero algo sucede. Una extraña enfermedad afecta a los gusanos y mueren sin producir suficiente seda. Parece la ruina para todos. Entonces Baldabiou tiene la ocurrencia de enviar a Joncour a Japón, pues cree que la enfermedad que hace peligrar el negocio de la seda en Europa no llegó allí. Como no han llegado prácticamente los occidentales.

Le estaba mirando, con ojos completamente mudos, a una distancia de siglos.

También tiene romanticismo y alguna escena que yo calificaría como erótica. Se trata de un erotismo muy cuidado y sensorial. No es solo una historia de amor ni solo una novela de viajes, ni una historia de intriga con tintes un tanto fantásticos. Es todo eso y mucho más.

Tras leerla le di las gracias a mi amiga y me lancé enseguida a escribir esta pequeña reseña. No entiendo cómo libros así pueden serme desconocidos, cómo no me topé antes con ellos.

Tenemos una obra muy corta que se lee en nada y se disfruta mucho. Con un estilo peculiar, plagado de repeticiones de las cuales no sobra ninguna. Una pluma refinada y poética, pero que se hace sencilla de leer y seguir. Engancha desde la primera línea y se devoran páginas sin darse una cuenta. Diría que se trata de una novela histórica con toques intimistas y un misterio e intriga poco habituales. Una auténtica delicia de esas que te reconcilian con la literatura y hasta con la vida.

Llovía su vida, frente a sus ojos, espectáculo quieto.

Lanzamiento: 1997

Editorial: Anagrama

Traducción: Xavier González Rovira

Páginas: 128

Valoración: Moka y chocolate

Enlace de compra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: