Café Librería

Emily eterna, de M.G. Wheaton

Sinopsis: Emily es una conciencia artificial diseñada para ayudar a los humanos a procesar los traumas, lo que resulta especialmente útil cuando el Sol empieza a morir cinco mil millones de años antes de lo que los científicos calculaban. La raza humana está condenada, pero Emily descubre que la solución podría estar en el genoma humano. 

emily eterna

Emily es una conciencia artificial, pero es mucho más humana que muchos de nosotros. Al final, ¿dónde está el límite de la humanidad? Este será uno de los debates morales que sostiene buena parte de la novela y que fomentan los cimientos del personaje de Emily (no podía evitar imaginar a Janet, de The Good Place, y por más de un motivo que iremos viendo).

5dd70b4479d75700f84e1e72

Emily Eterna empieza con una trama apocalíptica: el mundo se acaba, y mucho antes de lo previsto. Emily fue diseñada para ayudar a los seres humanos a superar traumas, pero cuando el mayor trauma está por llegar, sabe que su labor es poco eficaz en estos momentos. Con cierto sarcasmo (no a los niveles de Matabot, pero por ahí anda) asiste a los estudios e investigaciones que realizan los profesionales en la universidad para tratar de salvar el mundo. Los humanos solo pueden ver a Emily mediante un chip específico, tras lo cual ella puede entrar en tu “sistema” y acceder a toda tu información vital, y ella tiene creada una interfaz en la que intenta ser lo más humana posible: duerme, desayuna, se ducha y va al trabajo… a pesar de que no necesite nada de eso.

El principio de la novela desarrolla el personaje de Emily, la ciencia que la hace posible y su entorno más cercano, pero pronto te planteas que si esto dura 300 páginas es porque algo va a cambiar. Efectivamente, porque pronto la Nasa informa que la explosión del sol va a ocurrir mucho antes de lo que estaba ya previsto, y lo que iba a ser el dilema de una generación posterior va a ser el de la nuestra. Solo hay una solución posible: Emily deberá “copiar” en su servidor a todos los seres humanos, y estas copias serán enviadas al espacio, a la espera de que en un futuro haya esperanza para la raza humana.

Como era de esperar, las cosas no podían ser tan fáciles y Emily tendrá que apoyarse en los humanos para llevar a cabo el plan antes de que el sol estalle, ya que pronto la novela pasa de ser reflexiva y con cierto toque académico a convertirse en un thriller con sus persecuciones, traiciones y giros de guion que tanto nos gustan. Para mí fue un giro inesperado en la trama y me resultó muy entretenido, sin salirse del carril de ciencia ficción científica que esperaba al adentrarme en la historia.

Aunque Emily es una simulación y no tiene género (ella misma razona internamente sobre este asunto) fue programada para aparecerse como una mujer de 30 años aproximadamente, y el amor hacia un ser humano formará parte de estos debates que se generan a lo largo de la novela. (¿Ahora entendéis mejor la referencia a Janet?).

En resumen: Aunque le cuesta un poco arrancar, no pierde el ritmo en ningún momento y logra traer unos personajes carismáticos a la vez que nos hace reflexionar sobre lo que supone ser humanos.


  • Editorial: Runas
  • Lanzamiento: octubre de 2020
  • Traducción: Raúl García Campos
  • Páginas: 312
  • Valoración: Moka con chocolate
  • Consíguelo aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: