Café Librería

No matarás, de David P. Yuste

Desde que el ser humano existe se ha rendido culto a la muerte: nos atrae, nos asusta y repele al mismo tiempo. Las historias que encontrarás en este libro apelan a ese terror generado en nuestras mentes y corazones, quienes no recuerdan ese final que, más pronto que tarde, llegará sin excepciones. Y no olvides que el ángel de la muerte puede acecharnos y sorprendernos en el lugar y momento menos oportuno…

Nunca estarás a salvo pero, quién sabe, tal vez encuentres la respuesta entres estas páginas.

“No matarás” es atípico en cuanto a lo que nos ofrece. Es tan habitual que un libro sea novela o recopilación de relatos que cuando uno encuentra un formato mixto sigue llamándole la atención. No pretendo abrir un debate (seguramente inconcluyente) sobre las extensiones de los textos y a qué debe llamarse qué. Voy a tirar de sensaciones y para mí, tras su lectura, este libro consta de una novela corta, un relato largo y un relato corto. En este orden. Viaja de mayor extensión a menor extensión en tres historias muy distintas pero donde la muerte está siempre presente como un maleficio y da sentido a ese título, tan bíblico, con que se titula.

Heredarás la tierra

Esta novela corta —¿En serio, Ignacio? que es tamaño A5 y ocupa unas 125 páginas, háztelo mirar—, bueno, de verdad, voz en off, que eso es lo de menos, centrémonos.

Esta primera historia del libro nos presenta a Jonás, un hombre soltero que vive trabajando la tierra en un pequeño pueblo llamado Hilerita de las Casas. Tiene una vida tranquila entre los terrenos y el bar de su mejor amigo, Mateo. Esa tranquilidad se va a ver rota per la visita de un familiar inesperado que viene a reclamar parte de una herencia debido a la especulación urbanística que quiere convertir el pueblo en un reclamo para veraneantes. Jonás cometerá un error, fruto de la rabia, y eso lo sumergirá en una espiral de la que cada vez será más complicado escapar.

Esta historia reúne muchos de los ingredientes de una narración prototípica de terror. Encontramos lugares comunes pero David los usa con eficacia y hace que disfrutemos como lectores de este terror a la vieja usanza. No voy a desvelarlos porque sería revelar aspectos importantes de la trama así que tendréis que descubrirlos vosotros mismos. Sí me gustaría recalcar que pese a la estructura y clichés con que está conformado el armazón también hay espacio para que David introduzca aspectos que a mí ya no me son tan habituales y que me ha gustado encontrar aquí. Uno de ellos la ubicación “Hilerita de las Casas”, una historia de terror puede ocurrir en cualquier parte y me alegra que no esté ambientada en la multitudinaria Maine o en lugares glamurosos. David nos muestra esa vida de pueblo, tan distinta a la de ciudad, que existe y que vale la pena que sea reivindicada. Otro, que el desencadenante sea esa transformación de pueblos y hábitats naturales en consumo rápido vacacional. Aunque el libro no ahonda en ello que sea la chispa para el desastre yo lo interpreto como una crítica tanto a ese desmantelamiento como a la economía del “pelotazo”, por desgracia tan conocida en este país. Y por último, no me esperaba el giro final y me dejó muy sorprendido e introduce un tercer elemento poco habitual en las narraciones de terror. Y ahí lo dejo, que si no os destripo el final y me destriparéis vosotros a mí.

En “Heredarás la tierra” encontramos una narración en que la acción está presente pero tiene un peso importante la reflexión interna de Jonás. Sin que el ritmo sea lento nos sumerge en esa angustia en que ya sabes que todo solo puede ir a peor pero aún no sabes cómo.

La mano alienígena

Este relato largo —vale, vale, aquí te lo compro— a mí me hizo pensar en cuanto terminé de leerlo en las “Historias del Guardián de la Cripta”. Carlos es un chaval de barrio que trabaja en el mercado de abastos en el puesto de carne de los hermanos Carmona. Sale con Macarena y su posesión más preciada es un R5 amarillo deportivo. No pinta nada mal su vida dentro de las estrecheces hasta que una de sus manos empieza a actuar por cuenta propia.

“La mano alienígena” es un relato muy visual repleto de acción donde encontramos terror y ciencia ficción, peleas de bar, coches aparcados mirando a la luna, alucinaciones, casios y muerte, claro.

Me gustaría recalcar el cambio de escenario y ambientación que hace David en este relato y que contrasta con “Heredarás la tierra”: barrio obrero frente a pueblo y una narración mucho más coral (en número de personajes, dada su extensión) en este caso frente al foco casi permanente en Jonás. Nos presenta pues dos historias muy distintas pero en ambas es capaz de manejarse de forma más que correcta.

Redemptio

Este relato corto —sin objeciones, señoría— es un buen broche para cerrar este libro. La historia más fantástica de las tres y que me hace pensar, ahora ya reflexionando tras la lectura, que ese orden también es claro y buscado. Este libro no solo navega de extensión larga a extensión corta si no también navega de aspectos fantásticos más leves a aspectos fantásticos más acusados. Baltassar tiene un extraño poder que le permite identificar a las personas corrompidas y malvadas y, una vez identificadas, acaba con ellas. El relato nos irá desvelando de donde surge ese poder, por qué Baltassar se empeña en esta cruzada y las proféticas palabras de “Solo el amor te destruirá”.

No he tenido ocasión de leer todavía “El falso comerciante de pimienta”, relato con que David P. Yuste fue galardonado como Premio Ignotus 2020 en dicha categoría pero viendo este “Redemptio” sí puedo deciros que ojo con David en las distancias/extensiones cortas.

Como conclusión, he disfrutado la lectura de este “No matarás” de David P. Yuste. Hacía tiempo que no leía un libro de terror y tras terminarlo tuve ganas de más. Me ha hecho reencontrarme con ese sabor a historia clásica de terror y creo que un formato mixto (con narraciones de tres extensiones muy diferenciadas) es interesante para poder conocer a un autor en varias facetas de su escritura.

—————————————————–

  • Fecha: Noviembre 2020
  • Editorial: Titanium
  • Páginas: 204
  • Valoración: Capuchino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: