Café Librería

Reyes de la tierra salvaje, de Nicholas Eames

Sinopsis: Clay Cooper fue una vez miembro de Saga, la banda de mercenarios más renombrada del mundo, pero desde entonces se ha retirado para vivir en paz con su esposa y su joven hija..hasta la noche en que su viejo compañero de banda Gabriel aparece en su puerta, desesperadamente necesitado de ayuda. La hija de Gabe, Rose, está atrapada en una ciudad al otro lado del mundo, sitiada por una hueste de monstruos conocidos como la Horda de Heartwyld.

Reseña: Estaba yo dando una vuelta por Gigamesh y… ¿Sabes esa sensación de que hay un imán en una estantería? Pues eso siempre me pasaba en la zona de la editorial Gamon, de la que nunca había leído nada (no por falta de ganas, pues todos me llamaban la atención). Tras una breve consulta con Antonio (preguntad a vuestro librero de confianza, no muerden. Bueno, solo a veces) acabé adquiriendo este Reyes de la tierra salvaje porque me prometió “algo en el estilo Abercrombie“. A ver, esto solo podía acabar muy bien o muy mal, dependiendo de mis expectativas.

Con una pila de lectura que creo que podría llegar al techo perfectamente, cuando llegué por la noche le eché un vistazo al libro (una edición de tapa dura, con sobrecubierta, mapas interiores… pintona, vamos) y leí las primeras líneas… Y ya no pude parar. What a ride, amigas. Claramente, esta gamberrada de novela llegó en el momento justo y no puedo pedirle nada más. Bueno, sí, que salga ya el siguiente (a pesar de tratarse de una obra autoconclusiva en cierta manera).

Vamos por partes; la novela empieza con Clay Cooper viviendo una vida normal con su mujer y su hija, afrontando esa etapa de la vida en la que solo quieres tomarte una cerveza al terminar la jornada laboral y regresar a casa, que refresca. Hasta que se encuentra en su casa a Gabe, el antiguo compañero de su banda de mercenarios, Saga. La aparición de Gabe solo pueden suponer problemas, y efectivamente, así es; su hija Rosa, mercenaria también, está atrapada en el sitio de Castia, y su padre está dispuesto a arriesgarlo todo para rescatarla en una misión prácticamente suicida.

Clay, en un primer momento, se niega a ir con su amigo, pero pronto cogerá su escudo y se unirá al peligroso viaje en busca de sus antiguos compañeros para reunir nuevamente a la banda en un mundo del que han estado tan apartados que ha evolucionado y prácticamente les ha dejado fuera. Por suerte, se cumple la máxima de “más sabe el diablo por viejo que por diablo” y toda su experiencia como mercenarios les será tan valiosa como su habilidad con las armas, aunque sus cuerpos acusen el paso de los años y no estén tan ágiles como en sus años mozos.

Durante su periplo, las conversaciones entre los miembros de la banda y el reencuentro con personajes que fueron importantes para ellos, las escenas de acción y una sensación constante de “esta va a ser la última gran aventura” impregnan toda la novela. Con un sentido del humor sarcástico y una narración ágil, este libro se convierte en un ejemplo perfecto de cómo darle la vuelta a una historia que ya está más vista que el arroz blanco y conseguir que sea de los libros más entretenidos que he leído este año en fantasía.

Porque al final lo importante no es el viaje, ni las luchas, ni los momentos épicos, que ojo, lo son porque a nivel narrativo funcionan estupendamente. Lo importante aquí es la amistad entre estos señores dispuestos a perder su vida por ayudar a uno de ellos si lo necesita, en un mundo hostil y que les ha arrebatado tantas cosas.

Nota importante: aunque sea parte de una saga, la historia narrada en esta obra termina de manera totalmente satisfactoria. Tengo muchísimas ganas de leer el siguiente, pero no porque te haya dejado “a medias” con la historia o te hayas quedado en un cliffhanger terrible. Creo que es una buena jugada del autor porque realmente te deja con ganas de más, pero terminas el libro con una sensación de satisfacción y de haber disfrutado de una gran aventura en buena compañía.


  • Editorial: Gamon
  • Páginas: 492
  • Traducción: David Tejera
  • Fecha de publicación: Marzo 21
  • Valoración: Mokka con chocolate pero servido en un cuerno de cerveza.
  • Consíguelo aquí

Otras reseñas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: