Café Librería

Paraíso Podrido, de Jenny Hval

Sinopsis

Johanna, una joven noruega, acaba de llegar a un nuevo país para iniciar su carrera en biología. Extraña en un lugar desconocido, empezará a compartir casa con una chica que le hará replantearse los límites de la realidad.

Reseña

Lo primero que tengo que decir es que he disfrutado muchísimo de Paraíso Podrido. Mucho. Del extrañamiento inicial, de la inmersión sensorial, de la confusión de los límites entre lo real y lo menos real y de una sensación pegajosa y funambulista.

Creo que Paraíso Podrido es una novela peligrosa en el sentido de que te obliga a soltarte de los asideros que te llevan de la mano en la mayoría de las obras más convencionales. La mayor parte de la primera parte la he leído como en la cuerda floja, con cierto miedo a no saber de qué lado se inclinaría la novela ni en qué lado caería yo. En la segunda parte he soltado la pértiga, he extendido los brazos y me he dejado mecer por el viento, que creo que es lo que esta obra corta e intensa merece.

Hval es música y compone canciones contundentes que canta con una voz muy suave. Paraíso Podrido es su primera novela y también golpea con contundencia al mismo tiempo que acaricia con suavidad.

¿Qué te vas a encontrar en Paraíso Podrido?

Una chica que viaja a un país extranjero y lo describe con palabras despiadadas, pero sin emoción aparente. El contraste es extraño y desde las primeras páginas te obliga a no posicionarte. ¡Con lo difícil que es no posicionarse a estas alturas de cualquier partido!

Las dificultades a las que la protagonista se enfrenta son las mismas que ha tenido que superar (o ante las que se ha hundido) cualquiera que haya cambiado de país. Yo lo hice, a los 27 años, y por eso el comienzo de Paraíso Podrido se me hizo muy familiar.

La nota única, la que separa la experiencia de lectura de la experiencia vital de la lectora es la intensidad vestida de sinestesia. Todo en esta novela posee cualidades sensoriales que no le corresponden. Un poco como tomarse un éxtasis y que la subida sea lúcida pero detectable. O como el HDR de las fotografías que lo usan bien, sin exagerar, sin cortarse, en su medida justa.

También vas a encontrar decisiones formales poco convencionales. Párrafos, por lo general al final de los capítulos, que te sacan de la historia para llevarte de cabeza al presente y que te sientas como si la protagonista te estuviera hablando al oído. El primero me perturbó porque soy una convencional señorita de Valladolid; pero una vez aceptado el artefacto, el efecto merece la pena.

También hay sexo y violencia sexual cotidiana, de la que sufrimos las mujeres por la calle tan a diario que no le damos importancia. Hval la rescata, la coloca en sus páginas y le da el lugar que merece: el de un gargajo en un centro de mesa. Junto con este tipo de violencia normalizada encontrarás cuidados, obsesiones y un extraño proceso de simbiosis o parasitismo.

La relación entre las dos mujeres que viven juntas y la antigua fábrica de cerveza que les da cobijo es fascinante, extraña y aterradora. Sobre todo fascinante. Extranamente fascinante. Y aterradora.

No quiero desvelar mucho más sobre la trama, los personajes y los escenarios porque Paraíso Podrido es una de esas novelas que hay que leer palabra por palabra, con deleite.

Fun fact

En la obra aparece un libro que las protagonistas leen. Una de sus páginas está manchada, ilegible y pegada a las demás. Pues bien, mi ejemplar sufrió un pequeño accidente durante la lectura y… Bueno, ahora es metagemelo de Moon Lips.

Conclusión

Tras leer Paraíso Podrido entiendo mejor a las lectoras de Barro que me decían que les había gustado mucho, pero que necesitaban volver a leerlo porque no lo habían entendido del todo. Chicas, ya estamos todas en el mismo grupo.

Dicho lo cual, os recomiendo Paraíso Podrido si os gustan los sentimientos intensos, las descripciones sinestésicas y los entornos espeluznantes que guardan cierta dosis de belleza.

Lanzamiento: mayo de 2021
Editorial: Amor de Madre
Traducción: Bente Teigen
Páginas: 152
Valoración: Mocachino con chocolate, pero de los que le salen estupendos al barista, que parece que quiere ligar contigo.
Cómprala aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: