Café Librería

Los tres abismos de Damián Mustieles, de Miguel Córdoba

Un homenaje a la metaficción

Miguel Córdoba (Remscheid, Alemania, 1975) cursó estudios de Filología Hispánica en la Universidad de Málaga. De su autoría son relatos como «La Cuerda» (finalista en el concurso internacional de cuento fantástico Terra Ignota), «El mejor truco de todos los tiempos» (mención especial en el concurso nacional Idus de Marzo) o «Gris» (primer premio ex aequo en el VI concurso de narrativa para jóvenes autores organizado por el gobierno de La Rioja). Además, Córdoba también escribió el guion de la adaptación de su relato «La Cuerda» para un cortometraje dirigido por Pablo Sola. Este film obtuvo el primer premio en el festival internacional de cine fantástico, terror y sci-fi de México. En 2015, El Transbordador publicó su cuento «Tinnitus» dentro de la antología Supermalia y su primera novela titulada Ciudad de heridas, que guarda relación con Los tres abismos de Damián Mustieles.

Miguel Córdoba.jpg

Los tres abismos de Damián Mustieles es una obra que recoge tres novelas breves interrelacionadas entre sí por su autor ficticio, el álter ego de Miguel Córdoba; Damián Mustieles. Así, se pone en entredicho en esta obra la realidad de los sucesos narrados y se relativiza en clave metaficticia incluso si el propio Damián Mustieles existe o no.

La obra empieza con el prólogo titulado «Aún quedaban cosas por hacer», un emotivo y situacional capítulo en el que se nos explica la suerte del autor y cómo este encontró los manuscritos de las tres novelas en una maleta abandonada. Al más puro estilo de Cide Hamete Benengeli y su Quijote o John Ray con Lolita. El juego metaficticio en el que Córdoba introduce al lector recuerda también a los detalles de Niebla, de Unamuno; todas estas influencias llevadas a nuestros días y adaptadas a la literatura de género son muy interesantes de leer.

prod2102_1_portada-abismos.jpg

Tres no son multitud

La primera novela breve que compone Los tres abismos de Damián Mustieles es Cena para tres, un relato que presenta al escritor Daniel Salas, que adquiere una segunda residencia en las Montañas del Norte para descansar los fines de semana o durante las festividades. Esta adquisición desencadena una serie de hechos que relativizan tanto la seguridad como la integridad psicológica de Daniel Salas y toda su familia; el escritor verá su mundo temblar (su mundo; la literatura y la inspiración), girar y perderse en el misterio que envuelve al pasado del aparentemente apacible lugar. El terror, en algunos retazos clásico y en otros más psicológico, hace mella en los protagonistas en esta novela breve y se convierte en el género mayoritario del relato.

Aún no. Espera. A lo mejor te viene la inspiración sin esa mierda.

Malas hierbas es la segunda novela corta que llena las páginas de Los tres abismos de Damián Mustieles. Su premisa me ha parecido magistral. En ella, los perros de un lugar llamado Gran Salto (en el que, en principio, se contextualiza toda la obra) son infectados por un virus alienígena y empiezan a entender el lenguaje humano de un modo menos instintivo y más lógico. Se vuelven muy violentos. Gracias a ello descubren las incoherencias que asolan nuestro mundo y se sumergen en su locura. Los perros entienden que deben mover ficha y deciden atacar a la humanidad. De las tres novelas breves, esta es sin duda la más visceral y dura y la que lleva un fuerte componente de ciencia ficción implícito.

El perro volvía poco a poco en sí. Sacudió la cabeza y se levantó. Su cuerpo de gigante impresionaba. Jadeaba mientras la sangre de alguna víctima le resbalaba por las fauces, confundiéndose con la textura de su baba.

El ruido cierra este conjunto de novelas breves. En esta historia, algunos vecinos de la calle Owl sufren el síndrome de la cabeza explosiva, una extraña enfermedad patológica que les hace oír ruidos extraños y explosiones a la hora de dormir. Por culpa de esta patología, los vecinos no pueden dormir y, por lo tanto, no pueden llevar una vida normal. Esta sensación que sufren nos recuerda a esos días en los que, por un motivo u otro, no hemos dormido lo suficiente y somos como no-muertos que vagan de una esquina a otra con la mente en otra parte.

Sin que Martha se diera ni cuenta, Charlie sujetó su mano con decisión y la introdujo en la olla de agua hirviendo. Primero sus dedos, hasta que el anillo de casada desapareció bajo la ebullición, y luego el resto de la mano; más allá del reloj de pulsera.

Un mundo enorme y surrealista

Los tres abismos de Damián Mustieles es un conjunto muy recomendable de novelas breves. Cabe destacar que la última de las tres, El ruido, es algo más extensa. Hay varios factores que las obras tienen en común: el dominio de la lengua de su autor se deja entrever en la forma que relata los hechos. Otro punto de encuentro es la ambientación, aunque a veces el contexto se encuentra desdibujado y nos da la sensación de que estos relatos forman parte de un mundo mucho mayor (mundo que comparten con Ciudad de Heridas, la primera novela del autor publicada por El Transbordador).


  • Editorial: El Transbordador
  • Fecha publicación: diciembre 2016
  • páginas: 529
  • Consíguelo aquí

(entrada publicada originalmente en A Librería)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: