Café Librería

Umbría, de Santiago Eximeno

Los relatos recogidos en este libro despliegan una puerta física y tangible a Umbría, un escenario de perversión y pérdida donde elementos como el alambre, el sexo o la noria dan forma a uno de los mejores ejemplos del potencial argumental de la técnica del fix-up en literatura.

Umbría es el infierno para aquellos que no creen en él, una potente reflexión sobre lo monstruoso de nuestra existencia cotidiana.

2021-11-07-19_06_29-window

En Umbría nunca salía el sol.

Cuando la editorial nos ofreció esta obra para reseñar no me lo pensé. Me sonaba el autor de redes y comprobé que había leído un par de relatos y bastante microficción suya. Sabía, por tanto, que su forma de abordar el terror era poco usual y que iba a pasar auténtico miedo con este libro, pues el escritor conecta de un modo muy preciso con mis emociones y mis miedos. El hecho de que mezcle elementos de terror más convencionales con crítica social lo hace aún más terrorífico.

Santiago Eximeno (Madrid, 1973) ha publicado en diferentes revistas y antologías de género, siendo algunos de sus relatos traducidos a otros idiomas. Entre sus obras destaca Carne y hueso, publicado este mismo año por la editorial Transbordador. Con la que nos ocupa ha ganado el premio Nocte.

De la edición que recibimos tengo que destacar el arte; es muy hermosa, tanto la portada como las ilustraciones del interior. Me ha gustado especialmente el dibujo de la noria. Incluye un prólogo de Fernando Cámara y un postfacio de Alfredo Álamo.

A Umbría se puede llegar de dos maneras, sin saber como o recordándolo. Podría decir que ese lugar es una cueva, una laguna, pasadizos de piedra húmeda… Pero es todo eso y no es nada en realidad. Es tan intangible y tan sólida como nuestro miedo.

Yo no debería estar aquí.

Durante la lectura he dudado varias veces de que lo que estaba leyendo era una antología y no una novela. Me daba la impresión de ser un continuo aún con un hilo argumental roto y estructura un tanto deslavazada. Los relatos que componen el libro, además de tener en común a Umbría, parecen capítulos de una serie de televisión, aunque sus protagonistas no sean siempre los mismos. Tampoco es el mismo narrador, pero tanto la temática como la estructura y el estilo de los relatos son muy coherentes, de modo que forman un todo cohesionado. Da la impresión de ser una obra larga que seguiría como un esquema onírico. Además de una técnica de fix-up muy lograda, el estilo del autor es exquisito. Cada palabra parece mimada y el registro me ha parecido bastante culto. El resultado no puede ser más inquietante y evocador, nos lleva de la mano de una pesadilla a otra sin apenas tiempo de sosiego.

Uno de los relatos que más me impresionó tiene como protagonista a un niño, su madre y un armario. La madre castiga a Sergio a meterse dentro y os podéis imaginar que no sucede nada bueno. Hay algo en la infancia que como adultos nos atrae y nos horroriza a la vez y los cuentos de terror que protagonizan menores son numerosos y particularmente aterradores. En ese relato se esconde el miedo a ser mal padre o mala madre.

Sergio gritó

También se habla de pasada de la pederastia. Otros temores mundanos que pude identificar son el de ser mal esposo o maltratar a la pareja. Todo ello se mezcla con elementos de fantasía. No estaría demás en estos libros una advertencia de lo que nos vamos a encontrar.

Otro de los relatos incluye un elemento que me pareció en principio de película americana, un grupo de hombres que se van a una laguna. Sin embargo, Lambodas nada tiene que ver con eso. Es como una gran metáfora de los instintos más brutales del ser humano.

Hay una o varias puertas a Umbría desde nuestro mundo actual y desde otros mundos, como si fuera un lugar real, aunque fantástico a la vez. Si tuviera que definir Umbría en una palabra me decantaría por pesadilla, pues no es un infierno al uso, sino algo peor. Algo que nos surge de dentro como personas. Es como ver reflejada nuestra propia maldad y nuestros temores cotidianos en un espejo. La peor cárcel es nuestra mente. El peor infierno, nuestras pesadillas. Y nuestros fantasmas y demonios somos nosotras mismas.

No puedo dejar de recomendaros el libro, pero con una advertencia. Despertad a tiempo y escapad, antes de que Umbría os atrape y os toque mover la noria. Tengo que reconocer que para mí ha sido un viaje demasiado traumático.

Pero, para mí, ya sería demasiado tarde.

Ficha técnica:

  • Editorial: Dilatando mentes
  • Lanzamiento: septiembre 2021
  • Arte: Juan Alberto Hernández
  • Páginas: 182
  • Valoración: Capuchino
  • Enlace de compra

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: